Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 16 de marzo de 2011

MENSAJE TRANQUILIZADOR Y PRENSA SENSACIONALISTA

No sabemos por qué motivos, nuestra prensa está siendo muy sensacionalista con todo este tema de la radioactividad en Japón.

La cuestión (y esto es verídico), es que los núcleos de los reactores 1 2 y 3 de la central nuclear de Fukushima están dañados.  Además, la agencia internacional de la energía atómica ha afirmado que la situación no está fuera de control. (como no sé qué graciosillo afirmó en una tarima diciendo que esto era el apocalípsis).

En todo caso, la radioactividad aumenta, y el govierno obliga a retroceder a los helicópteros que se habían mandado para lanzar agua fría a la psicina. Los 50 valientes que se quedaron a arreglar el problema han sido avacuados por el tiempo de una hora, para protegerlos del alto índice de radioactividad en el ambiente.

Por su parte, el emperador nipón ha mandado al pueblo un mensaje sin precedentes, pidiendo calma y serenidad, paciencia, y admitiendo que la situación es difícil y delicada, pero que todo saldrá bien. También ha dicho que está orando mucho por el país, al igual que hacen todos.

Aún así, Oettinger, el comisario europeo de la energia, sigue insistiendo que la situación está descontrolada y que Japón vivirá un apocalípsis en breves horas. Paradójicamente, ha dicho que "no hay que caer en el pánico".

Amano, el director general de la agencia internacional de la energia atómica , no se ha mostrado tan pesimista, y ha dicho que la situación en Fukushimaes "muy grave", pero no apocalíptica. Aún así, mañana visitará a central para ver de cerca qué está sucediendo, y se reunirá con la agencia internacional de la energia atómica para hablarlo con calma. Aún así, dice que la situación por el momento es bastante estable, aunque el nivel del agua de la psicina del reactor 4 baja peligrosamente.

Esperamos de corazón que todo esto acabe bien y Japón pueda volver al "ritmo normal" de vida, recuperándose poco a poco. Hay que tener esperanza.



COMENTAD



No hay comentarios: