Páginas vistas la semana pasada

lunes, 11 de octubre de 2010

UNA CULTURA DE "NO CONTACTO"

Otros


¿REPRIMIENDO LOS SENTIMIENTOS?

Si nos fijamos bien, veremos que los japoneses (en la vida real, no en el manga) no suelen darse besos, ni abrazarse, ni tocarse: en definitiva, no establecen contacto físico.
La cultura japonesa no es una cultura de expresar efusivamente los sentimientos: al contrario, establece que, de algun modo, hay que reprimirlos, o al menos, esconderlos. Es un símbolo de educación.

A nosotros nos puede parecer algo muy frío y antinatural, pero eso es algo meramente cultural.

Países como África tienen una cultura completamente contraria a Japón, el contacto físico es fundamental. Una vez una chica que conozco fue a África y me contó que allí, cuando la gente te conocía, no paraba de acariciarte y tocarte por todas partes. Es algo natural para ellos (aunque para mi sería tremendamente incómodo >////<)

En países como Rúsia, por ejemplo, la cultura del no-contacto es aun más exagerada que en Japón: la gente no puede mirarse a los ojos la primera vez que se ven (o eso me dijeron) y las mujeres no pueden reírse ante un hombre porque es símbolo de desfachatez.

Pues en Japón ocurre algo parecido. Las personas no acostumbran a mostrar sus sentimientos, y nosotros nos preguntamos: ¿no lo necesitan?
Pues debe ser que no, si nosotros sentimos esa necesidad es porque tenemos una mentalidad occidental y no nos entra en la cabeza que no pueda ser así.

Por supuesto que los japoneses a veces muestran sus sentimientos, pero siempre de una manera mucho más moderada, dejan que sus emociones se sobreentiendan.

Por ejemplo: alguien está muy agradecido por algo y en lugar de chillar "waaaaaa graciaas" y dar un abrazo o un beso, simplemente dice "domo arigato" y hace una gran reverencia. La reverencia es clave en los modales de la sociedad japonesa, expresa que te rebajas al estatus del otro.
Por tanto, al hacer una gran reverencia expresas un profundo agradecimiento y respeto. De hecho, en Japón, haces una reverencia con un grado de inclinación mayor o menor dependiendo de la otra persona y la situación: cuanta más inclinación, más intensa es la expresión de tus sentimientos.

Otro ejemplo: estabamos viendo en casa la película "Okuribito"(despedidas) , y en una escena muy emotiva el protagonista mira a su mujer, que le devuelve la mirada. Es una mirada muy emotiva e intensa, pero ninguno se besa, ni se abraza, como máximo el chico le acaricia la cara a su mujer.

A mi padre eso le pareció muy frío y antinatrual, y tuve que explicarle esta cuestión cultural.
Con aquella mirada y aquellos gestos se expresaron más que con palabras. (además eso, nuestra cultura es de expresarlo todo con palabras, en cambio la japonesa es de callar y hablar con gestos).

No os parece a veces que un chico puede expresar mejor su amor por una chica dándole la mano (algo muy fuerte en japón, no es un gesto que se acostumbre a hacer) antes que soltandole la típica parrafada poética que hace Edward Cullen de crepúsculo?

En el manga, todo esto está bastante trasgiversado. Es cierto que en algunas escenas los mangakas se tiran 5 pñaginas mostrando como el chico y la chica se miran, como se mueven sus cabellos o sus manos (mentalidad japo 100%) pero en la mayoría de casos quieren imitar a los americanos y hacen que los personajes se expresen de formas demasiado efusivas para ellos.
Esto se ve cuando una chica se lanza sobre un chico chillando como una loca de amor, o cuando los personajes se morrean en medio de la calle (en Japón besarse en la calle es de desvergonzados).

Así que no os fiéis del manga demasiado si queréis conocer la realidad de la sociedad japonesa^^.




Ejemplo: para rogar a un dios o darle gracias, no elevan una oración con exclamaciones ("Oh, mi dios, gracias...!) sino que se inclinan con reverencia ante un santuario y dan gracias en silencio.

Imágen de "Okuribito" (despedidas). El protagonista no abraza el cuerpo inerte de la fallecida, simplemente cierra sus ojos con cariño. Su pena y su amor por la fallecida queda expresado en este gesto tan especial.

Completamente imposible.

Irral.

Muy poco común.

Poco probable.

Curiosidad: para expresar amistad, confianza en el otro o para hacer una promesa a un amigo/a, no se abrazan, ni se dan la mano, ni se pasan el brazo por la espalda, sino que se dan el dedo meñique. Esta expresión corporal aparece muchísimo en los animes japoneses, cuando los protagonistas dicen : "¡prometido!"