Páginas vistas la semana pasada

sábado, 7 de enero de 2012

UNA SOCIEDAD CON MENTALIDAD DE GRUPO

A diferencia de nuestra cultura occidental, donde la mentalidad es individualista (cada uno se concibe como un individuo independiente que mira por su propio bien), la cultura y la mentalidad oriental en general, y sobretodo la japonesa, es una mentalidad de grupo. Para ellos, lo primero es el bien común: si los de tu alrededor están bien tú estarás bien, porque se aplican ese dicho de "hoy por ti y mañana por mi".

Por eso, los japoneses viven siempre en una cadena de producción: en todos los trabajos un trabajador es una parte de un engranaje. Aquí también tenemos eso, pero aunque un trabajador sabe que es parte de un proceso, siente que él hace un trabajo que es su trabajo, su mérito, y si falla en su trabajo es su fallo.

En Japón un trabajador se siente como una infinitésima parte de una cadena en la que es imprescindible pero que a la vez no podría llegar a nada sin los demás. Cuando hacen un trabajo bien hecho, siempre se lo agradecen al equipo entero, nadie tira flores a nadie ni se dice nombres concretos. Es la empresa la que lo ha hecho bien, en general. Si alguien se equivoca y se pierde dinero no se culpa al que lo hizo mal, se mira qué ha hecho mal la empresa en general, y aunque la persona que se equivocó sabe que es su culpa, nadie le tira la caballería encima. Desde luego, allí no se dan las discusiones verduleras que se dan aquí de "me he equivocao pero como no quiero reconocerlo le itro las culpas al de al lado y nos liamos a gritos".

Esto se ve incluso en el mundo de las super estrellas. Podríamos pensar que al pertenecer a una esfera superior las estrellas tendrían derecho a creérselo y atribuirse todo el mérito. Pues no.
En Japón los famosos archi famosos saludan a los cámaras, agradecen el trabajo de todo el equipo en desde el escenario (al de los focos, al del sonido, a los cámaras...a todos!) y se sienten como una pieza más de la empresa. También hay que puntualizar que, por esta razón, en Japón casi no hay solistas en el mundo de la música, todos pertenecen a grupos formados por más miembros, y es que les gusta sentirse una unidad, en lugar de ir en solitario.

Voy a poner como ejemplo a Arashi y a Morning Musume, que son grupos que conozco bien.

Ambos grupos están compuestos por varios miembros, y todos son famosos más o menos por igual. Estos grupos pueden durar la tira de años (los chicos de Arashi comenzaron a los 17 años de edad y ya tienen 31) algo que aquí resulta impensable porque nuestra mentalidad es de "yo, yo y siempre yo" y por eso los grupos se disuelven.
En estos grupos los miembros se quieren como una familia (los japoneses son muy dados a encariñarse de los compañeros en menos de un día) y nunca se cansan de estar juentos, la prueba es el grupo Arashi, por ejemplo, o Morning Musume, que ya tiene 14 años de andadura y ahí sigue, aunque en este caso las miembros van rotando, pero hay chicas que han estado en el grupo por 10 años.

En ambos grupos los miembros han entrado por unas audiciones. Son muy duras, y cuando entras te dejan bien claro que, aunque te has esforzado, debes estar agradecido al jefe por haberte elegido, cosa que no hace falta que les recuerden porque ya les sale de natural (no les gusta nada atribuirse méritos, se los van pasando unos a otros como una pelota xD).
Una vez dentro son solo parte de una cadena: está el compositor de las letras, indispensable; el compositor de la música, otro miembro indispensable; los músicos que la tocan, el maquetador que monta todo en el ordenador, el técnico de sonido, el cámara que graba el videoclip, la persona que mueve el foco, el decorador que ha hecho el escenario, los que sostienen los micros en alto para captar el sonido, los que aguantan los paraguas que difuminan la luz de los focos... todos se sienten imprescindibles, y a la vez saben que no lo son, y así es como funcionan sus empresas y su mentalidad en general.

La sociedad japonesa se concibe como un engranaje unitario, no como individuos que van a su bola en plan "mientras yo esté bien me da igual lo que le pase al vecino que ni conozco".

¿Quizás por esto han conseguido prosperar tanto? Fijaos después después de la bomba de Hiroshima: el país estaba devastado, pero en los años 70 se habían convertido en la segunda potencia mundial solo después de los EEUU. Es esta mentalidad, amigos. Si se trabaja en grupo, si se está dispuesto a esforzarse por los demás y no por ti mismo, los demás harán lo mismo por ti y así es como la cosa remontará.
En aqullos años, para levantarse después de la guerra, es destacable la creación de los reikkis, modelos de empresas que se ayudaban unas a otras y que se repartían entre todas las ganancias para que ningna se hundiera, de modo que si una había ganado mucho dinero y la otra no(no por vagancia, se entiende), la que había ganado más le daba parte de su ganancia a la otra, y así ambas tenían la misma economía. Este modelo se ha intentado implantar en Occidente pero resulta bastante imposible.

Fijaos después de el terremoto y el tsunami del 11-m. Japón ha mejorado un montón desde entonces, en apenas un año (también han recibido ayuda desde fuera, pero desde luego el mayor esfuerzo lo hacen los japoneses), y eso es gracias a su mentalidad de "ayuda a los demás".

El contra que tiene este modo de vida tan "en grupo" es que es muy fácil que surja un régimen totalitario en plan "nazi", es en estas sociedades de mentalidad colectiva donde los nacionalismos surgen de forma desmesurada, en cambio en los países individualistas estos proyectos de nación no llegan muy lejos por la inestabilidad del grupo.

Todo tiene sus pros y sus contras...tú qué mentalidad prefieres? COMENTA!

5 comentarios:

Tuka dijo...

O.O Has vuelto a escribir aquí! ^^ Qué guay, me gusta mucho este blog (bueno, y tu otro)! Lo que pasa que lo conocí casi cuando dejaste de publicar en él y cuando lo vi casi entero pues ya no había más que leer. -.-
Y es muy interesante todo!

Coincido bastante contigo y pienso que quizás lo mejor sea una sociedad mixta, ni tan poco como ,por ejemplo, en España (tirando de estereotipos, jajaja) y quizá no tanto como en Japón, todo tiene sus pros y sus contras.

Anónimo dijo...

Me encanta que hayas decidido postear aquí, echaba de menos las entradas sobre Japón, aunque también sigo tu otro blog y me gusta ^^ creo que me quedo con la mentalidad japonesa, va más con mi forma de ser. Me gusta la filosofía de que yo sin los demás no soy nada, y los demás sin mi tampoco son nada.

Subaru * スバル dijo...

a Tuka: sí, he vuelto a escribir! ^^ a ver si lo hago más a menudo ^^
sí, yo también creo que un entremedio estaría bien, pero ya se sabe, el ser humano siempre tiende a irse hacia los extremos ^^

Subaru * スバル dijo...

a Anónimo: gracias! :D gracias por seguirme aún!
sí, yo si tuviera que elegir me quedaría con la mentalidad japonesa, también va más con mi carácter. me gustaría ver un día a Justin Bieber saludar a un cámara con un "buenos días" y una reverencia! XD

Sandra dijo...

Hola!!
creo que alguna vez llegué a aquí, pero sólo creo XD
y hoy que he pasado, pues no me pude resistir a comentarte, parece que hablas bastante de japón y como digo yo, nunca está de sobra saber más.
La verdad es que esa mentalidad me ``asusta´´ un poco, porque para mí es desconocida y supongo que acerca de cosas del trabajo en japón apenas tengo idea...soy bastante versátil sobre la cultura japonesa y me adapto bien, lo he comprobado XD pero creo, que esta sería una de las partes que más me costaría.
Te sigo!!! me ha gustado tu blog! y espero que si tienes un poco de tiempo le eches un vistazo al mío, suelo hablar de cosas así, pero con más inseguridad XD